Dinamización sociocultural

La realización de variadas actividades dirigidas por los profesionales del centro motiva a los usuarios a la participación en diversas actividades, y estarán más integrados y motivados para colaborar en la mantención de su propia autonomía. Le llevará a descubrir y/o potenciar nuevas habilidades que con el tiempo se fueron perdiendo o bien no las realizó.

Su capacidad de aprendizaje se ve mejorada aún en las personas que padecen enfermedades crónicas propia de la vejez.

Se trabaja de forma grupal e individual para que todos se sientan parte de un trabajo único para reforzar habilidades.

Si bien algunas enfermedades no tienen cura actualmente, (parkinson, alzheimer, y otras demencias seniles), los trabajos divertidos y amenos enlentecen su avance.

Ayuda a la integración social

Tenemos un gran colectivo de personas mayores que viven solas, no tienen familiares y su ingreso en el centro por horas o gran parte del día favorece el reencuentro con otras personas con las comparte espacios comunes y actividades. Así evitan sus largas horas de soledad.

En el centro encuentran personas de su edad que viven la misma situación y el poder compartir otras historias, ayuda a descentrar su propia realidad y llevarla con más elegancia sabiendo que no está sola y que hay otras personas que tienen mayor necesidad.

Las actividades terapéuticas y talleres de mantención de memoria facilitan que la persona mayor vuelva a creer en ella misma y aumente su autoestima, condición necesaria para tener una buena salud, mental, psíquica y física.